NOVIEMBRE DE 2007 - NOVIEMBRE DE 2017: NUESTRA PÁGINA CELEBRA 10 AÑOS  por Naji FARAH

 

¿Qué pasó en la historia de Líbano entre el 5 de noviembre de 2007, fecha de nuestra primera página sobre los libaneses en el mundo y hoy? En el frente de seguridad, y tras la guerra que asola a Siria desde 2011, observamos la afluencia masiva pero pacífica de refugiados sirios en Líbano, además de los refugiados palestinos de larga data en el país. Mencionemos también la liberación por el ejército libanés, en agosto pasado, de la región nororiental de Ersal, finalmente tomada a los "yihadistas" después de largos meses de lucha.

Pero el 7 de noviembre de 2017, solo podemos deplorar la atmósfera sombría en Líbano, tras la sorpresiva renuncia, hace tres días, del Primer Ministro Saad Hariri, que parece directamente relacionada con los conflictos regionales que involucran a Arabia Saudita e Irán en particular. Todo parecía ir muy bien en el país de los Cedros, sobre todo porque el consenso político que tuvo, después de más de dos años de vacante, condujo hace apenas un año a la presidencia de la República General Michel Aoun, con un nuevo gobierno prometedor dando confianza a los libaneses en todos los rincones del planeta.

Por nuestra parte, diez años de investigación y publicación de más de mil artículos en francés en 215 páginas bimensuales, en colaboración con el periódico Orient-le Jour, han aportado su cuota de conocimiento sobre la importancia cultural, económica y política, única en su género, de los libaneses y sus descendientes en el mundo. Así, hemos contribuido a fortalecer las reuniones con los jóvenes y los principales elementos de la diáspora libanesa, más particularmente en América Latina, donde se realizará a fines de este mes en Cancún, México, un gran congreso a pedido del Ministerio libanés de las Relaciones Exteriores.

Nuestra ambición para los próximos meses es asegurar que, de los países de emigración, emerja la fuerza política largamente esperada, que puede presionar para aligerar el peso de la interferencia extranjera que amenaza al Líbano en cualquier momento. Paralelamente, y a medida que los estudios y las misiones arqueológicas, en todo el mundo, en las épocas fenicia, romana y bizantina en el Líbano, se intensifican, deseamos, a través de diversos retratos e historias extraídas de las antiguas colecciones, hacer revivir los libaneses que, desde la antigüedad, construyen el mundo.

 

LA HISTORIA DE RJLIBAN EN VÍDEO

 

YOUTUBE RJLIBAN

 

VIAJE BRASIL CARNAVAL 2018

 

El viaje anual de la asociación RJLiban en Brasil le permitirá descubrir grandes ciudades de este magnífico país durante el período del Carnaval. Este viaje se realizará a principios de febrero de 2018 en colaboración con la Cámara de Comercio Libano-Brasileña de Río de Janeiro.

Las seis opciones propuestas incluyen todas 5 días en Río de Janeiro y 2 días en Foz do Iguaçu. Además, ofrecemos 2 días de turismo en São Paulo y Aparecida, un viaje de una semana en barco de lujo de Santos a Bahía vía Ilha Grande, Ilhéus y Búzios, y terminar 3 días en Manaus en Amazonía y 2 días en Brasilia.

 

OPCIÓN 1: Del sábado 10 al sábado 17 de febrero

Estancia de 8 días, 7 noches en hotel con desayuno en Río de Janeiro y Foz do Iguaçu - 4 gran comidas con bebidas - 2 vuelos domésticos - transporte en autobús con aire acondicionado - entradas a los sitios y al Sambodromo - guías multilingües - sin vuelos internacionales

4.500 usd en habitación doble - 5.500 usd en habitación single

 

CONSULTAR TODAS LAS OPCIONES DE VIAJE

Nostalgia por Líbano

[versión original y en árabe]

 

Vivirlo, recordarlo, amarlo

 

La nostalgia se ha instalado en la memoria. Han pasado semanas del viaje a Líbano y quienes estuvimos en la tierra de nuestros abuelos, El Bled, seguimos recordando y disfrutando los días vividos en ese maravilloso país. Esto se manifiesta en los mensajes vía internet, los whatsApp y las llamadas telefónicas entre los integrantes del grupo que viajó el verano 2015, gracias al patrocinio de la ONG RJ Liban.

 

Siete mexicanos, entre más de setenta personas, tuvimos la oportunidad de recorrer Líbano durante tres semanas, compartiendo la experiencia con ciudadanos provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Francia, Irlanda, Noruega y Uruguay. La mayoría de los becarios éramos de ascendencia libanesa, además de algunas personas reconocidas como “Amigos de Líbano”, por su gran interés en la cultura del antiguo país de los fenicios.

 

Todo comenzó con una convocatoria de RJ Liban, y su presidente fundador Naji Farah, que invitaba a recorrer Líbano de forma gratuita, durante tres semanas, participando en un sorteo, previa inscripción en su página web. Gracias a Nabih Chartouni, presidente de la Asociación Al Fannan, tuvimos conocimiento de tal convocatoria, que fue la puerta a una de las experiencias más bellas que hayamos tenido, quienes concursamos y ganamos la beca.

 

RJ Liban es una asociación fundada en Francia en 1986 por un grupo de jóvenes profesionales y de estudiantes libaneses. Significa Unión de la Juventud Libanesa (en francés: Rassemblement de la Jeunesse Libanaise). Su misión es:Promover y preservar la herencia cultural de Líbano; establecer encuentros entre los libaneses, sus descendientes y sus amigos en el mundo de la emigración libanesa y llevar a cabo actividades culturales entre los jóvenes libaneses, a fin de fortalecer su amor por la patria de origen.

 

Para lograrlo lleva a cabo diversos programas sociales, culturales y turísticos en Líbano y con la emigración en el mundo. El viaje respondió a su misión, al promover el regreso de descendientes libaneses, así como la búsqueda y el reencuentro de sus familias de origen, lo cual lograron exitosamente varios de los invitados, entre ellos Laura y Mario Athié, ambos de México; José Luis Elmelaj de Argentina y Antonio Abdo de Bolivia.

 

¡Dichos encuentros fueron respuesta a búsquedas de mucho tiempo atrás y despertaron infinidad de emociones!

 

La incursión se inició en Beirut, en cuyo aeropuerto fuimos recibidos por Joseph Athié, un amable colaborador de Naji Farah. Éste último nos encontró en el hotel, ofreciéndonos una cálida bienvenida, y luego una invitación a cenar en un agradable restaurant ubicado en un jardín con pinos y robles, en la zona de Broummana.

 

El recorrido por el país se inauguró en una ceremonia a la que asistieron los embajadores de Argentina, Francia, México y Uruguay, así como un representante del Ministerio de Turismo Libanés. Cabe destacar lo que Naji Farah dijo en tal ocasión: Todo emigrante tiene derecho a regresar a Líbano. Esa rotunda afirmación me motivó a reflexionar, una vez más, acerca de una realidad dolorosa: ¡Muchos de nuestros abuelos no pudieron regresar! Y ahora se nos estaba dando esa gran oportunidad a sus descendientes.

 

La visita al Bled incluyó recorridos de norte a sur y de este a oeste: grandes ciudades, pequeños poblados, campos, montañas, bosques, grutas, costas, zonas arqueológicas y barrios antiguos; todas y todos plenos de historia, belleza y color; es imposible mencionar a tantos nombres en este corto espacio.

 

Las experiencias en el día a día enriquecieron nuestra existencia: convivir con personas de nueve países y descubrir que el origen común y el deseo de recuperar las raíces es un enorme factor de unidad; compartir nuestras expectativas del viaje a todo el grupo en Hamana, donde también fuimos convidados a una espléndida cena por el obispo maronita de México George Abi Younes, quien visitaba Líbano en esas fechas; escuchar las historias de los compañeros de viaje acerca de sus peripecias y, en algunos casos, de sus sacrificios para poder comprar los boletos de avión (único requisito solicitado por RJ Liban); las clases de idioma árabe libanés en un ambiente lúdico, en las que la profesora Samira El Jorr se esforzaba por facilitarnos el aprendizaje.

 

Departir alrededor de las mesas que ofrecían exquisitos platillos cuyo sabor nos recordaban a los probados desde la infancia; ver bailar dabke de manera experta por el grupo de jóvenes argentinos, y lanzarse a hacerlo, con un mínimo de práctica, estimulados por la música que penetraba la piel y despertaba una gama de emociones; admirar las esculturas creadas por Mario Athíe; convivir con integrantes del ejército libanés, así como con hijos de soldados, muchos de ellos huérfanos, y saber de sus intereses y anhelos; visitar la frontera con Israel y pisar la tierra que puede hablar de experiencias dolorosas, de una lucha por la nación y el honor.

 

Asistir a la boda de dos jóvenes argentinos en la catedral de Tiro, Paula Gattas y Federico Montes Chantire, quienes “cumplieron su sueño de regresar a la tierra de sus antepasados para unirse en matrimonio y empezar una vida libanesa”, y luego participar en una celebración inolvidable siguiendo las costumbres del país; visitar el Santuario de San Charbel Majluf y, en ese espacio lleno de misticismo, orar unidos en una misa celebrada por Abuna Yaacoub Badaoui, que vino también de México.

 

Visitar el maravilloso Museo Nacional de Beirut, bajo la excelente guía de Nada Mitri; recorrer la antiquísima muralla marítima construida por los fenicios en Batroun; visitar los milenarios Cedros y admirar su grandeza y majestuosidad; recorrer las antiguas calles de ciudades y pueblos, descubriendo sus rincones y las costumbres de sus pobladores; explorar las zonas arqueológicas, testimonio de culturas antiquísimas; ser sorprendidos por el lente oportuno del simpático brasileño Mauricio Yazbek; y la convivencia de horas y horas en el autobús, excelente oportunidad para tratar diariamente a quienes dejaron de ser personas ajenas y desconocidas, al descubrir lo interesante y cálido de cada una y uno, para finalmente iniciar el camino de una hermosa amistad que continúa hasta el día de hoy.

 

Por supuesto, en todos sitios y tiempos el grupo disfrutaba de la hospitalidad y el cariño de los libaneses y de la atención constante por parte de Naji, Joseph, el matrimonio formado por los profesores Nada y Youssef Rizk, el embajador Fares Eid, Rosarita Tawil, responsable de relaciones públicas y Vanina Palomo, simpática y dinámica argentina-libanesa, también colaboradora de la asociación… y así podría continuar escribiendo muchas páginas. Por todo ello ¿cómo no sentir tanta nostalgia?

 

Lo anterior es una síntesis muy apretada de la riqueza que nos obsequió este viaje. Para quienes lo vivimos fue un gran regalo de la vida, un sueño alcanzado, cuyos principales efectos han sido: el gran amor por Líbano que despertó o aumentó en nosotros, así como haber acrecentado la comprensión de nuestros ancestros libaneses que dejaron su tierra, a causa de la dominación turca, buscando libertad y la posibilidad de una nueva vida; además de la motivación a trabajar aún más en favor del libanismo y de Líbano, desde el sitio en que ya nacimos sus descendientes. Y aunado a todo ello, la cantidad de nuevos amigos y amigas en distintos países.

 

De ahí que en este recorrido, RJ Liban haya cumplido su misión con creces, por lo que nuevamente es necesario agradecer esta gran oportunidad a la asociación y a Naji Farah y su equipo, así como a la presidencia de Al Fannan. Por todo lo antes narrado, y ya de regreso a nuestra realidad cotidiana, aunque sin dejar de saborear los recuerdos, me parece que podemos tomar como nuestras las palabras de la juventud boliviano-libanesa: ¡Nosotros no vivimos en Líbano; Líbano vive en nosotros!

 

Bertha Teresa Abraham Jalil

Texto publicado en la edición de otoño de 2015, en el trimestral "Baitna" del Centro Libanés de la Ciudad de México

 

* Maestra en Historia con especialidad en Historia del arte por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

* Obtuvo Mención Honorífica en el Premio Miguel Covarrubias, convocado por Conaculta-INAH, en la categoría de tesis de maestría, correspondiente al campo de “Museografía”.

Nota laudatoria1986, reconocimiento otorgado por la UAEM.

Su preparación incluye más de 50 cursos y seminarios sobre Historia del arte, Formación de recursos humanos, Desarrollo humano, Didáctica, Metodología de la investigación, Proyectos turísticos, Administración del Patrimonio cultural y Museología.

Inscripción